El ajo tiene componentes que ayudan a reducir la presión arterial y controlar los niveles de colesterol.