El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso a los gobiernos de Estados Unidos, Rusia y China una tregua de 5 años que permitan al mundo enfrentar la crisis económica que ha dejado la pandemia de Covid-19 y que se ha recrudecido con la guerra en Ucrania.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el mandatario federal señaló que las tensiones geopolíticas entre China, Taiwan y Estados Unidos no benefician en nada al entorno mundial impactado por la crisis de las cadenas de producción y una alta inflación.

“El mundo está como para acordar con todos los pueblos una tregua de cuando menos 5 años para poder enfrentar la crisis que afecta a los pueblos, una tregua, que cese la guerra, la confrontación, que las cosas queden como están, una vez que se detengan los enfrentamientos en especial la guerra de Rusia y Ucrania y que en 5 años, lo podría hacer la ONU, se haga una revisión”, planteó el jefe del Ejecutivo federal.

Esto, a propósito de la visita que realizó la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi a Taiwan el lunes y que levantó las alertas sobre un conflicto bélico con China, quien considera que Estados Unidos busca debilitar su integridad territorial.

“Pero que todos hagamos el compromiso de no aportar a las guerras, a la guerra bélica, pero también no apostar a la guerra comercial porque esto nos afecta a todos. Primero fue la pandemia, luego la guerra de Rusia con Ucrania, ahora estas tensiones en Taiwan, tenemos problemas todos por falta de crecimiento de las economías.

Otros temas:  La gente me pide que me reelija, asegura AMLO

“Cada vez hay más pobreza, hay una inflación mundial, que tenemos que hacer impulsar actividades productivas, crear empleos, atender a los pobres y buscar la cooperación de naciones y de pueblos para el desarrollo”, afirmó.

Después de la visita de Pelosi a Taiwán, China inició maniobras militares con fuego real alrededor de la isla, consideradas por Taipéi como un “bloqueo” y una “violación de sus derechos”, y que han incluido el uso de misiles de largo alcance.

Las maniobras causaron el cierre del espacio marítimo y aéreo en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán.